Para lucir una piel luminosa, es importante realizar una limpieza de cutis en el barrio de Salamanca (Madrid) como parte de nuestra rutina de belleza habitual. Aunque la frecuencia con la que debemos realizar este tratamiento no es fija, ya que depende de las necesidades de cada piel, es recomendable hacerla mensual o trimestralmente.

El estrés, el cansancio, la polución del ambiente, los restos de productos cosméticos o la propia grasa de nuestra piel van obstruyendo nuestros poros día a día, por este motivo, la piel se vuelve opaca, falta de luz y con aspecto cansado. La limpieza de cutis en el barrio de Salamanca (Madrid) es el tratamiento ideal para luchar contra la piel sin vitalidad. Son muchos los beneficios que obtendremos realizando esta limpieza de una forma habitual.

Cuando los niveles de grasa o sequedad de la piel del rostro son más altos de lo normal, la limpieza facial en profundidad aporta el equilibrio necesario para devolver al rostro un aspecto saludable y luminoso. Los poros se obstruyen fácilmente con la polución y con los productos cosméticos que usamos a diario. La suciedad en la piel no se elimina con la limpieza que realizamos en casa a diario, es necesaria la limpieza de cutis profesional para eliminarla; de no hacerlo, estos poros obstruidos se convertirán rápidamente en espinillas.

Normalmente en una buena limpieza facial en profundidad se van a eliminar impurezas y células muertas con vapor y productos específicos, luego nos darán un masaje para cerrar los poros y descongestionar la piel. Tras la limpieza de cutis, nuestra piel estará preparada y absorberá mejor cualquier tipo de cosmético.

La limpieza de cutis debe ser realizada por profesionales para evitar problemas como las irritaciones en la piel. En Anel Estética contamos con expertos profesionales que están a tu disposición para recomendarte el tratamiento que más se ajuste a tu tipo de piel.