No es de extrañar que muchas personas busquen un centro médico y estético en el barrio de Salamanca (Madrid) que les ofrezca una solución para la piel de naranja, ya que es una alteración que afecta a entre un 80 y 90 % de mujeres en la actualidad. Existen distintos métodos para librarse de la piel de naranja o celulitis, pero hoy te explicaremos el funcionamiento de uno de los más efectivos: la cavitación.

Primero, debemos entender qué es la celulitis o piel de naranja. Esta afección se debe a la acumulación de grasa en diferentes lugares del cuerpo, siendo los más comunes muslos, caderas y glúteos, aunque también puede aparecer en brazos y abdomen. Por esta razón, la cavitación es un método excelente para librarse de ella, ya que su objetivo principal es quitar la grasa localizada.

Si decides probar la técnica de la cavitación en un centro médico y estético en el barrio de Salamanca (Madrid), los trabajadores del centro no dudarán en informarte, pero si aún no te has decidido, en las siguientes líneas te daremos algunas nociones sobre este método.

¿Cómo logra la cavitación eliminar la grasa? Es muy sencillo: gracias al empleo de un aparato de ultrasonidos de baja frecuencia que se aplica en zonas concretas del cuerpo. Estos ultrasonidos crean "microburbujas" que se introducen en las células de grasa y logran quebrar el tejido graso, convirtiéndolo en líquido que se eliminará a través de la orina o el sudor. Normalmente, se pueden apreciar los resultados a partir de la tercera sesión. Estas sesiones suelen ser de unos 40 minutos y son completamente indoloras.

Si sigues con dudas o has decidido que quieres empezar con el tratamiento, te invitamos a Anel Estética, donde estaremos encantados de proporcionarte toda la información necesaria para empezar a moldear tu cuerpo con este método.